25 de junio de 2015

Liberalismo si, pero al servicio de los ciudadanos.

Hace no mucho publiqué una entrada en la que defendía el liberalismo, ideología que me define, en la que creo y la cual defiendo.  Sin embargo, cosas del destino, a raíz de esa entrada, la cual podéis leer aquí, me veo obligado a enfatizar en una postura que ya entonces defendía, pero quizá deba hacer más hincapié, aclarando que me mantendré siempre dentro de la ideología liberal.

Antes de continuar, he de aclarar que, según escribía la entrada, me he dado cuenta de que sin detenerme a desarrollar ninguno de los temas, esta se me ha hecho especialmente larga. Seguramente muchos de los puntos tratados los desarrolle más adelante en otra entrada, pero aún así espero que os sirva.

El liberalismo defiende la no intervención estatal, que sea la propia iniciativa privada la que propicie el progreso y el bienestar de cada uno. A partir de ahí, y como en todo, hay diferentes grados que se alejan más de la esencia radical de este y que se acercan más a otras posturas, llegando a ser una combinación entre dos conceptos.

Antes de comenzar, haré publicidad de un lugar que dice exactamente lo contrario a lo que voy a exponer, pero quizá os sirva para daros otro punto de vista. Se trata de una revista Libertario.es donde además de información, críticas y opiniones, exponen diversos casos donde explican cómo, siempre desde su opinión, se puede lograr cualquier cosa mediante el capitalismo.

Pero permíteme acaparar nuevamente el protagonismo, y juguemos a un juego en el que tendrás que dejarte guiar, ir pensando a la vez que me lees, y que saques tú tus propias conclusiones.

16 de junio de 2015

Cuando no hay España

Esta entrada va más allá de política, aunque seguro que muchos la confundirán. Quizá ese sea el tema del que quiero hablar, ni yo mismo lo sé.

Si algo tengo muy claro, es que todos saben quejarse, más bien diría que no hacen otra cosa. Yo el primero de todos, sin duda, para eso hice este blog, para quejarme, para criticar lo que, en mi opinión, está mal. Ese no es el problema, el problema es que a muchos se les ha olvidado (o no les da la gana) llegar al siguiente paso: el de proponer, el de mejorar las cosas.

Esta entrada no será al estilo Kennedy, "no te preguntes qué puede hacer tu país por ti,pregúntate qué puedes hacer tú por tu país". Que va, es mucho más simple, más realista, y más amargo: que la gente deje hacer a los demás, y que no estorbe.

Como decía, no dejamos de criticar a nuestros políticos, pero es posible que tengamos lo que nos merecemos. Quiero decir, nos roban, se ríen de nosotros como si fuésemos idiotas, sólo buscan que su paso por la política engrose su bolsillo... pero ¿Por qué nos ofende?

España no existe, España se perdió hace mucho tiempo. No sé cuándo ocurrió, sólo sé que hemos llegado a esto, quizá siempre haya sido asó, sólo sé que es lo que hay. Lamentablemente.

No somos un país, sólo somos un grupo de personas viviendo (que no conviviendo) en un mismo territorio que nos afanamos por hundir, por humillar y denigrar. Cuando se critica no se hace por mejorar, sino por el simple hecho de criticar.

15 de junio de 2015

Tú Opinas: Crecimiento e igualdad ¿Deben ir de la mano?

En esta ocasión el tipo de entrada será diferente. No os daré mi opinión sobre un tema y posteriormente os pediré la vuestra, no. Ahora quiero que seáis vosotros quienes me digáis lo que opináis directamente a partir del tema que yo os propongo y, después de leer vuestros comentarios y debatir, haré una entrada dando mi opinión de forma más extensa sobre este mismo tema, de forma similar a como lo hago en otras.

En tema es el siguiente:

Los países están saliendo poco a poco de la crisis (hablando siempre en términos de macroeconomía) El PIB empieza, no sólo a dejar de descender, sino a subir en porcentajes muy importantes, al igual que los beneficios de las empresas. Proyectos que en su momento fueron dejados de lado con la llegada de la crisis, vuelven a retomarse y el consumo mundial es cada vez mayor.

Sin embargo todo esto contrasta con otra realidad: El número de deshaucios volvió a subir después de varios meses seguidos bajando. El número de parados sin prestación alguna está en el nivel más alto de su historia, y muchas otras familias no tienen tan siquiera para pagar la luz a pesar de tener un empleo.

Ante ello, hay dos posturas diferentes. La primera afirma que, si crece la economía, todos se benefician. Si el pobre gana 100 más de lo que ganaba hace un año y el rico 1000, a pesar de que la diferencia entre estos dos es mayor que antes, ambos han salido ganando. El rico ahora tiene más dinero que el pobre, sí, pero ¿Qué más da si el pobre tiene más dinero que antes? Mejor eso que si ambos ganasen menos.

La otra postura es la de aquellos que ven en la desigualdad un problema mayor que la propia pobreza. Es decir, piensan que el problema no es tanto que haya gente que no tenga dinero, que el hecho de que unos tengan más riquezas que otros porque esto degenera el problemas de exclusión social y una sociedad de clases.

Por tanto, ¿Qué opinas?

¿Deben ir crecimiento e igualdad de la mano, o se puede renunciar a la igualdad a cambio de que la sociedad crezca en su conjunto a la espera de que en el futuro todos salgan ganando?

Espero tú opinión para que podamos debatir ¡Anímate!