28 de agosto de 2015

La simplificación del pensamiento

Soy de izquierdas.

Soy de derechas.

Es una simple frase, una palabra. Algunos la dicen a menudo, la tuitean, la ponen en su perfil, se enorgullecen de ella. Yo me avergüenzo

Entendedme, no es que tenga nada en contra ni de una ni de otra, simplemente no comprendo a qué se refieren.

Derechas, izquierdas, izquierdas y derechas ¿Qué es lo uno y qué es lo otro? Seguramente que alguno me podrá citar características de cada una: La izquierda tiene mayor gasto social, más control del Estado, es más progresista, la derecha por contra es más conservadora, menos gasto social, más capitalista... ¿Qué ocurre cuando alguien defiende una economía de mercado y a la vez una libertad social? ¿Acaso es incompatible? Entonces sería alguien de izquierdas pero derec... No.

Comprendo el concepto tradicional de derechas e izquierdas como una manera de simplificar las cosas, el problema es que las hemos simplificado tanto que hemos asumido que son así y que no hay nada más allá. El primer paso en ese absurdo enfoque es encajarte en una de las dos "ideologías" (las cuales no merecen ese nombre), el segundo es odiar a los demás, considerarlos el enemigo.

Porque al agrupar todo en dos únicos bloques hace que tengamos que elegir la una o la otra, aceptar todo lo que la un considera bueno, y rechazar todo lo que considera malo. Es asumir un molde prefijado con el que formar nuestro pensamiento, y los moldes nunca han sido buenos para un pensamiento que debería de ser libre.

Porque uno puede tener perfectamente ideas que correspondan a diferentes bloques, porque se puede amar al país del que te sientes parte y la vez admirar otras culturas, porque se puede aferrarse a las tradiciones y las viajas costumbres ya la vez implicarse en el componente social y pidiendo al Estado que haga lo mismo.

A su vez, en ocasiones no se diferencian tanto ambas clasificaciones, lo que ocurre cuando las llevamos ambas al extremo. Puede que alguien sepa diferenciar a uno de derecha moderadas de alguien de izquierda moderada, pero ¿Qué pasa cuando ambas se radicalizan? Entonces estas pasan a llamarse fascismo y comunismo (diferenciandolo del marxismo) Ambas restringen cualquier tipo de libertad, ambas controlan la vida de quienes lo padecen, someten a los ciudadanos que dicen representar, crean una cultura retrogada al servicio de un Estado que ha a abandonado a su pueblo. Entre las pocas diferencias que podemos encontrar es que mientras que unos veneran a un Dios otros lo hacen a un Lider. ¿Porqué, si son tan opuestos se parecen tanto?

Por tanto, asumamos de una vez que la concepción de izquierdas/derechas es un pensamiento tan simplificado que convierte en borrego a quien lo sigue.

Entonces, necesitamos una forma de poder definir nuestra ideología. Y como no soy de los que acostumbra a criticar sin proponer, presentaré mi forma de ver las cosas, aceptando que hay muchas formas de plantearlo.

Desde mi punto de vista, una ideología debe centrarse en asuntos concretos, como una mayor aceptación o rechazo a los cambios, un deseo de mayor o menor intervención del estado, cada una de las dos opciones presentada debe representar extremos opuestos, y a su vez entre ellas puede haber diferentes e infinitos grados en función de a qué ideología se tienda más. Así pues, nos encontramos según los ejemplos anteriormente mencionados progresistas/conservadores estatistas/liberales socialistas/individualistas totalitaristas/demócratas etc. Cada uno de estos pensamientos deben juzgarse por separado y pueden combinarse de cualquier forma, aunque sí que es cierto que ciertos pensamientos tenderán a asociarse, por ejemplo, un liberal (de los de verdad) tenderá a ser democrático y a la vez progresista, pero no tiene porqué darse el caso.

Y aún cuando dos personas se consideren de la misma ideología, jamás se dará el caso, si es que verdaderamente piensan por sí mismas, en el que ambas piensen absolutamente igual en todo. Habrá disyuntivas, diálogo, y de ello nacerá la democracia, una pluralidad de la cual podremos sentirnos orgullosos, porque no habrá bandos, habrá individuos de libre pensamiento, y una gran riqueza intelectual.


Por cierto, ¿Os suena de algo esta imagen?