10 de octubre de 2015

A quienes piensan diferente.

Siempre he defendido una postura, si bien no diría moderada, sí bastante transversal. El hecho de que coja lo que considero mejor de cada ideología, en vez de aceptar una como mía y seguirla con fe ciega ha hecho que, a menudo, ambas partes me consideren como su rival, Quizá, si alguno se tomara la molestia de fijarse, vería que el fin que buscamos es el mismo. Justicia y Bienestar social. Y los medios deberían ser motivo de discusión, pero jamás de enfrentamiento.

Muy a menudo me encuentro a personas que me juzgan simplemente por el nombre que le ponen a la que ellos consideran que es mi ideología, y tan siquiera se atreven a escucharme, a dialogar, a debatir. Ni una sola de ellas ha logrado hacerme dudar de mis ideales. 

Con todo, no ha dejado de haber decenas de personas que, pensando diferente a mí, han sido capaces de escuchar, argumentar y debatir defendiendo siempre sus ideales. Y sé que será, no tanto con quienes piensen como yo, sino con esas personas que pensando distinto desean escucharme, junto con quienes cambiaré las cosas.

Espero tenerte a mi lado cuando llegue ese momento.