22 de diciembre de 2015

Ganadores y perdedores

Estas elecciones fueron, de todo, menos unas elecciones corrientes. Los resultados sin duda darán de qué hablar, y más allá de los pactos que se puedan hacer posteriormente, es cierto que a más de uno le habrán dejado con la boca abierta. 

Batacazos, sorpresas, y más de lo mismo. Todos los partidos dicen estar contentos con el resultado, y el mismo resultado tiene mil lecturas diferentes. En esta entrada os daré la mía.








Empecemos por los que más escaños tendrán en esta legislatura.

PP

Por un lado el PP ha salido elegido por los españoles como la primera fuerza en el Congreso. Si estas elecciones no fuesen tan atípicas, siempre hubiésemos dado por supuesto que ha sido un gran resultado, sin embargo creo que merece la pena analizarlo un poco más afondo.

Sin obviar en ningún momento el mérito que supone ser la lista más votada, lo cierto es que son los peores resultados del PP desde 1989, lo cual hace pensar que no todo son éxitos. Comparándolo con las últimas elecciones, donde obtuvo 186 diputados, vemos que ha perdido más de un tercio de los diputados que tenía. 

Bien es cierto que el último fue el mejor resultado de su historia, que sus votantes en 2011 no eran tanto "sus votantes" como "votantes contra el PSOE y el recuerdo de ZP" así que no es del todo justo decir que ha perdido tantos votantes porque nunca fueron votantes convencidos, pero aún así podría haber retenido alguno más.

Seguramente sea fácil echar mano a la aparición de Podemos y Ciudadanos, pero lo cierto es que cada año se registran miles de partidos nuevos (sí, miles, literalmente) y ninguno había logrado quitarle tantos votos al bipartidismo. Por tanto, algo habrán hecho mal durante su gobierno.

En su favor decir que, independientemente de la buena/mala gestión, estar en el gobierno desgasta, y es mucho más fácil lograr votos desde la oposición (lo es ahora y lo fue cuando ellos estaban en la oposición y el PSOE gobernando).

Sin embargo no creo que el PP esté nada a disgusto con los resultados, que eran los buscados. Desde un principio la estrategia del PP en campaña fue muy comedida, nada arriesgada. Optó por exponerse poco y esperar a que los fallos del otro fueran los que les diesen votos, y aunque podía haber fallado es estrategia, le ha salido bien, probablemente por la mala campaña tanto de PSOE como de Ciudadanos,

Una estrategia nada mala teniendo en cuenta que su líder no era el más carismático. Si hubiesen arriesgado más, con más grandes intervenciones de Rajoy más allá de las nuerosas pequeñas localidades por las que apareció dando sus grandes discursos, o en algún programa de televisión o radio, hubiese podido  ganar más votos, pero también, lo cual es más probable, de perderlos. 

Por ello, el resultado del PP es bueno, aunque desde luego no para alardear de ello.

PSOE

Escuché decir que el PSOE había salvado los muebles, pero la verdad es que debían de tener una decoración minimalista. ¿Qué tenía el PSOE si con 90 escaños, el peor resultado de su historia de largo, decimos que ha salvado los muebles? 

Lo que tenía era un marrón encima. Ciudadanos comiéndole votos por un lado y PODEMOS por otro, con un candidato nada bueno que ha hecho perder el voto de socialistas de toda la vida que ha ido a otras formaciones y que muy probablemente con otro líder se hubiesen mantenido. Unos casos de corrupción que, si bien eran menos que los del PP, afectan mucho más a su electorado de izquierdas, y una campaña que no ayudó en absoluto, la cual consistió en atacar a Ciudadanos y PP. Al PP no le quitó ni un solo voto, a Ciudadanos seguramente sí, pero no se lo quedaron ellos sino que fue a Podemos, porque más allá de atacar se les olvidó proponer.

Y no olvidemos, les ha salvado la ley electoral que impiden cambiar, precisamente por esto. Podemos se ha quedado a 1.5% de superarles, y sin embargo son 21 escaños los que separan a ambas formaciones. Con una circunscripción única, serían sólo 6 los escaños de diferencia.

Volvemos a donde estábamos. 90 escaños y alguno ha tenido la osadía de celebrarlo. Comprensible cuando no eran pocas las encuestas que les daban 3º, muy pocas con más de 85 y demasiadas con menos de 80. 

Un resultado más bajo hubiese provocado una lucha interna en el partido de la que no estoy seguro que pudieran reponerse. Han tenido un resultado del que no pueden estar contentos, pero sí que les ha servido para sobrevivir, para ser líderes de la oposición.
El PSOE, hay que decirlo claro, en estas elecciones, a pesar de todo, ha sido el gran perdedor.

PODEMOS

Podemos es, indiscutiblemente, el ganador de estas elecciones, al menos moralmente, que en política no es poco (es mucho), y puede determinar muchas cosas en el futuro que nada tienen que ver con la moral. Es el partido que ha asestado un golpe muy fuerte al bipartidismo, ha ganado la partida a su rival directo, Ciudadanos y ha estado a punto de ser segunda fuerza.

Si algo se le puede "reprochar" es, precisamente, no haberlo conseguido. Si hubiese logrado ser 2º fuerza siendo la primera vez que se presenta a unas elecciones, hubiese sido algo histórico y hubiera hundido al PSOE, convirtiéndole en "voto inutil" y demostrando a todos los votantes "antiRajoy" que la alternativa no es el PSOE, sino Podemos.

Es otro de los perjudicados por la ley electoral, aunque no mucho, pues una de las partidas que ha ganado a Ciudadanos es la de ser 3ª fuerza en muchos lugares y llevarse con pocos votos más que Ciudadanos, un escaño que estos no han tenido. Pero desde luego esto no es algo que se les pueda reprochar, dado que han defendido ellos mismos cambiar la ley electoral.

Destacar su resultado, o el de una su coalición, en Cataluña, siendo allí la fuerza más votada. Gran influencia es que la CUP, con ideología muy similar, no se presentase.

Un detalle, Podemos como tal, sin las coaliciones, no tiene 69 escaños, sino 42. Podemos era una suma de 4 coaliciones, entre las cuatro iba el propio partido, y estas tres restantes han obtenido 27 escaños. Estas formarán grupo propio y no podrán diputados de Podemos, sino de otros partidos.

Sin ellas Podemos estaría muy igualado con Ciudadanos (2 escaños más) y muy lejos del PSOE.

Esto no es ni blanco, ni negro. No es justo ni lógico decir que Podemos tiene 42 escaños cuando la campaña era una sola, cuando hay un programa muy parecido, y cuando se han presentado juntos en muchas otras elecciones. Pero tampoco es justo decir que tiene 69 pues no todos son suyos, y al formar grupo propio el resto de partidos, podrían perfectamente votar cosas diferentes.

Dejo que seáis vosotros quienes saquéis conclusiones, pero está claro que el resultado de Podemos es histórico, y muy bueno para ellos.

Ciudadanos

40 diputados para un partido nuevo, que no tenía ni uno solo. 40 escaños conseguidos en 1 años.
40 escaños para un partido que no cuenta con las bases logradas durante tantos años por otros partidos. 40 escaños para un partido al que le es muy difícil llegar a unos votantes con tradición bipartidista.

Pero sí. 40 escaños para un partido al que le llegaron a dar más de 70, al que algunas encuestas colocaban como segunda fuerza, líder de la oposición.

El resultado de Ciudadanos tiene 2 lecturas, por supuesto cada uno va a coger la que más le interese.

El problema de Ciudadanos ha sido un problema de expectativas, que estaban altas, altísimas, más de lo que deberían.

Ahora todo el mundo estará pensando en las encuestas. Manipulación, intereses... no, no van por ahí los tiros. Algunas encuestas sobrevaloraron a Ciudadanos, como Metroscopia, pero estas mismas encuestas también sobrevaloraban en su momento a Podemos dándole un porcentaje de voto que no tenía entonces. Fue por un error de cocina al creer que la sociedad española tenía mayor rechazo al bipartidismo del que en realidad había.

Al margen de que algunas encuestas les sobrevalorasen, estoy seguro de que Ciudadanos llegó a tener el 18-19% de los votos y se acercó bastante a PSOE. Lo que ocurrió fue que los perdió. Ciudadanos no tiene "voto fiel" como tampoco lo tiene Podemos, al menos no mucho. Cualquier error en campaña puede hacerles perder numerosos votos, y la campaña de Ciudadanos fue desastrosa, porque se les hizo muy larga. Empezaron antes que nadie, con las catalanas, y quisieron alargarla pero no pudieron. Precisamente las expectativas hicieron que los 3 partidos le considerasen un rival, incluso los militantes de UPyD que abandonaban el barco pero seguían odiando a quien lo "había hundido" (muy matizable) y todas las campañas negativas se centraron en  ellos como principal objetivo, sobretodo PSOE y Podemos, pero también la del PP, que atacó mucho más a Ciudadanos que a Podemos, precisamente porque creían que el rival era este (y entonces, así era)

Ese 5% de votos que perdió respecto a lo que pienso que realmente llegó a tener los perdió en las últimas 3 semanas. En parte por aciertos del rival, en gran parte por fallos propios que se lo pusieron en bandeja.

Haré una entrada específica comentando la campaña de Ciudadanos.

Pero vuelvo a recalcar, 40 diputados para una formación que no estaba en el congreso es algo histórico, es un logro innegable. UPyD tuvo 5, 8 veces menos, y nadie lo consideró un fracaso. Lo que ha hecho Ciudadanos es una hazaña, aunque todos esperásemos más y los simpatizantes se puedan sentir decepcionados con razón. 40 diputados dan para mucho, más aún en una legislatura tan fragmentada.

Además, Ciudadanos es otro gran perjudicado de la ley electoral. Con circunscripción única hubiesen logrado 50 diputados, 10 más de los actuales. Perdió la batalla con podemos por la tercera posición y eso le hizo perder escaños en circunscripciones pequeñas. Con una circunscripción única, serían sólo 24 escaños los que le separarían del PSOE y no 50, estando también más cerca de Podemos.

Si algo se puede considerar un fracaso de verdad, y no los 40 escaños, son los 5 obtenidos en Cataluña, 5ª fuerza. Fracaso ante los independentistas, fracaso sobretodo ante Podemos que apoya el independentismo, y fracaso incluso ante el bipartidismo. El 27S se pudo comprobar que tenía unos votantes que ha perdido.

En contraposición, 3º fuerza en Madrid por delante de un PSOE en decadencia que queda 4º en la capital.

Como digo, los resultados de Ciudadanos son muy engañosos, agridulces. No creo que esté la cúpula nada contenta, pero desde luego es un logro que hay que valorarles.

Unidad Popular (IU)

Es el gran perjudicado por la ley electoral. De los 13 escaños que debería haber tenido, se queda con tan solo 2.

Tenía todo en su contra con la aparición de Podemos, un partido de ideología similar (más radical en sus comienzos, más moderada al final de campaña) pero con opciones a ser incluso segunda fuerza que le robó todos los votos. 

Casi 993.000 de votos no son, ni mucho menos poco. Sí lo son los 2 diputados que tan sólo ha obtenido frente a los 11 que tenía la anterior legislatura.

Si algo ha sacado de estas elecciones es que sigue en el Congreso, sin los cual probablemente el partido tal como lo conocemos desaparecería.

Si IU y Podemos hubiesen ido juntos a las elecciones, ahora serían segunda fuerza y con muchas posiblidades de proponer un candidato para la presidencia del gobierno. Nunca sabremos qué hubiese pasado.

Nacionalistas

Interesante estudiar el voto nacionalista. 

DL (CDC): Ha pasado de tener 16 escaños a sólo 8 superado por su rival a nivel autonómico, ERC, lo cual sin duda es muy simbólico para revindicar el "liderazgo" del apoyo independentista.

ERC: Más destacable que sus 9 escaños es, como decía, el hecho de que supere a su rival a nivel autonómico.

Bildu se desploma: Los votos que ha perdido han ido a parar casi en su totalidad a Podemos, junto con quien se presentaba al senado. Se esperaba que consiguiera 6 escaños y ha conseguido sólo dos. Ha tenido menos votos que el PACMA.



PACMA (Partido animalista) 

Con 219.000 votos al congreso y más de un millón al senado, de un partido con 15.000 euros de campaña, creo que puede considerarse un logro increíble.

En un sistema de circunscripción única, serían la décima fuerza política en España, por delante de UPyD, y tendrían tres diputados.

Creo que, fuera de los grances partidos, PACMA es el gran ganador de estas elecciones. Y a pesar de quedarse fuera del congreso, es un resultado importante, sobretodo por la repercusión que está teniendo. Si cambiasen la ley electoral, además de necesitar menos votos para entrar al congreso, dejarían de ser el llamado "voto tirado" y sus resultados se dispararían.

Todo felicitaciones para ellos.

UPyD

El otro gran perdedor de estas elecciones. Pasaron de tener hasta el 12% del voto en algunas encuestas a tener el 0.61% de los votos. No están ni entre las 10 primeras fuerzas políticas.

El 20D supuso, con toda seguridad, su certificado de muerte política, la cual en realidad se produjo en julio con ciertos acontecimientos internos.

No sirve la excusa del silencio mediático, porque han tenido mucha más representación que muchos partidos que han quedado por encima de ellos, como tampoco sirve la escusa del presupuesto.

Soy de los que piensa que estaba claro que UPyD no lograría representación en el congreso, pero un resultado tan malo como es el 0.61% de los votos es además una vergüenza para el partido. Dudo que los españoles sean tontos, es más, seguro que muchos aún aprecian sus grandes logros, que fueron muchos. Alguna culpa habrán tenido.


Como recapitulación, podríamos decir que los ganadores de estas elecciones son PP por ser la lista más votada y Podemos, por un resultado, sin duda, histórico, que desafía el bipartidismo. Perdedor, el PSOE, aunque podría haber sido peor. Ciudadanos no cumple expectativas pero obtiene un muy buen resultado al pasar de 0 a 40 diputados. IU aguanta como puede, muy mermado por la ley electoral. 
El nacionalismo pierde algo de fuerza, y grandísimo resultado del PACMA para sus posiblidades.

21 de diciembre de 2015

Un nuevo rumbo

Cuando empecé este blog, prometí que no hablaría de partidos, sino de ideas. Creo que fue una decisión completamente acertada, y gracias a este blog he podido aprender mucho. Siempre había tenido muchas ideas en mente, pero una cosa es querer expresarte y otra es saber hacerlo, con este blog he aprendido a hacerlo.

Por aquel entonces tenía 16 años, estaba en Bahiller y tenia la convicción de que iba a estudiar periodismo, además de cambiar el mundo, por supuesto.

Lo primero de todo, he de decir que esa última convicción sigue viva. Sin embargo acabé estudiando derecho y ciencias políticas, y no periodismo. Tuve la suerte, sí, la suerte, de conocer la política desde dentro, de conocer a personas increíbles dentro de todos los partidos, y a otras que no, por qué no decirlo. En dos años he aprendido cómo funciona la política, o al menos he aprendido algunas cosas de ella, y a pesar de seguir queriendo cambiar el mundo, sé que para ello hay que recorrer un largo camino lleno de palabras tan aburridas como elecciones, candidatos, primarias, intención de voto, encuestas... en definitiva, mis inquietudes siguen siendo las mismas, pero además se han sumado otras.

Por ello, creo que no tendría sentido mantener la dinámica anterior, hablar sólo de ideas y renunciar a hablar de partidos. Creo que todo va relacionado.

Así pues, esta aventura toma un nuevo rumbo. Espero que todos los que me habéis acompañado este tiempo leyéndome continuéis haciéndolo, y que se se sumen muchos más. Las entradas que hacía anteriormente seguirán existiendo, hablar de ideas y conceptos y no de partidos, pero además se le añadirán otras más dirigidas a la politología, que al fin y al cabo, es aquello que de verdad me llena.

Estoy deseando seguir aprendiendo con vosotros.