21 de diciembre de 2015

Un nuevo rumbo

Cuando empecé este blog, prometí que no hablaría de partidos, sino de ideas. Creo que fue una decisión completamente acertada, y gracias a este blog he podido aprender mucho. Siempre había tenido muchas ideas en mente, pero una cosa es querer expresarte y otra es saber hacerlo, con este blog he aprendido a hacerlo.

Por aquel entonces tenía 16 años, estaba en Bahiller y tenia la convicción de que iba a estudiar periodismo, además de cambiar el mundo, por supuesto.

Lo primero de todo, he de decir que esa última convicción sigue viva. Sin embargo acabé estudiando derecho y ciencias políticas, y no periodismo. Tuve la suerte, sí, la suerte, de conocer la política desde dentro, de conocer a personas increíbles dentro de todos los partidos, y a otras que no, por qué no decirlo. En dos años he aprendido cómo funciona la política, o al menos he aprendido algunas cosas de ella, y a pesar de seguir queriendo cambiar el mundo, sé que para ello hay que recorrer un largo camino lleno de palabras tan aburridas como elecciones, candidatos, primarias, intención de voto, encuestas... en definitiva, mis inquietudes siguen siendo las mismas, pero además se han sumado otras.

Por ello, creo que no tendría sentido mantener la dinámica anterior, hablar sólo de ideas y renunciar a hablar de partidos. Creo que todo va relacionado.

Así pues, esta aventura toma un nuevo rumbo. Espero que todos los que me habéis acompañado este tiempo leyéndome continuéis haciéndolo, y que se se sumen muchos más. Las entradas que hacía anteriormente seguirán existiendo, hablar de ideas y conceptos y no de partidos, pero además se le añadirán otras más dirigidas a la politología, que al fin y al cabo, es aquello que de verdad me llena.

Estoy deseando seguir aprendiendo con vosotros.