17 de enero de 2016

¿Y si se repitieran las elecciones?

Esta es una versión resumida de otra entrada que podéis ver aquí donde lo desgloso todo explicando los motivos. Si tienes tiempo, te aconsejaría ver esa, si no, siempre puedes echar un vistazo rápido a mi predicción.

Como decía en esa entrada, depende de muchas variables, básicamente tres:  Lo que ocurrió en las elecciones, las actuaciones de los partidos desde el 20D y la estrategia de voto.

El PP dependería de lo que sucediese con Ciudadanos, del voto útil. Y los de la gaviota están rezando porque todos vean el voto a Ciudadanos como lo más inútil que existe. Sin embargo no creo que eso ocurra, al menos de forma muy pronunciada, por lo que el PP se mantendría, quizá con margen para subir algún escaño, muy difícil que los perdiese.

Los de Podemos querrían repetir las elecciones hoy mismo si fuese posible. De ser así ganarían muchos votos, sobrepasarían al PSOE (en votos y escaños) y serían la primera fuerza de la oposición. Sin embargo, en el caso de que se dieran, aún quedaría mucho para unas hipotéticas elecciones y el tiempo juega en su contra. Si las elecciones fuesen en mayo, creo que perderían muchos de los votos que han ganado desde el 20D, debido principalmente a sus actuaciones desde entonces. Su resultado dependería de cuántos ganen las primeras semanas y cuántos lograsen retener/perdiesen desde entonces. También dependen mucho de lo que hagan PSOE y Ciudadanos. Teniendo en cuenta el desplome del PSOE, que preveo que continúe, será fácil que por ese lado consiguiesen bastantes votos. De Cs no obtendrían votos, pues la mayoría de los que dudaban les votaron el 20D, pero sí podrían perderlos. Si en nuevas elecciones los del partido naranja consiguieran mejorar su imagen de política social, le conseguirían sacar varios votos.

En el PSOE tienen nada que ganar, y muchísimo que perder. El PSOE debería evitar a toda costa que se repitiesen elecciones. Deberían intentar gobernar como sea, hacer que la legislatura durase el mayor tiempo posible, y esperar a que todo cambiase. Su actuación desde las elecciones le habrá hecho perder muchos votos, unido a su crisis interna que no está nada cerca de solucionarse, todo lo contrario, y más grave sería si tuvieran que elegir un nuevo candidato para otras elecciones. Dudo que de repetirse estas llegasen a los 80 escaños siendo generoso. Seguro que, al menos en votos, serían sobrepasados por Podemos.

El tiempo es la clave para el resultado de Ciudadanos. Les interesaría que las elecciones fuesen cuanto más tarde, mejor. Aprender de los errores y evitar cometerlos. Buscar como sea la forma de hacerse ver como una opción, no sólo para decidir el gobierno, sino para poder ser el gobierno (aunque no fuesen la primera fuerza, cosa que no es creíble), Ciudadanos tiene mucho que perder, pero también bastante que ganar. Las elecciones pasadas han quitado a sus votantes la ilusión de la que tanto presumían, pero tienen mucho margen para mejorar, desde luego. Sus actuaciones desde el 20D han sido muy buenas. Los resultados de Cs dependen, como lo hicieron el 20D, de la participación, lo cual juega en su contra dado que de repetirse elecciones diría que la participación sería menor. De repetirse las elecciones, dudo que pudiera optar a ser segunda fuerza como se llegó a creer para las de Diciembre, pero creo que podría lograr muchísimos de los votos que va a perder el PSOE, quizá recuperar alguno de los de Podemos. Hoy perderían escaños, seguro. Pero de repetirse elecciones en mayo, y de evitar la polémica hasta entonces, bien podrían optar por lograr 50-55 escaños. 

IU, Unidad Popular, perdería votos en unas futuras elecciones al haber obtenido sólo 2 diputados en las últimas elecciones, yendo todos a parar a Podemos. Y sin embargo puede ser decisivo si decidiesen enmendar "su" error y presentarse junto con Podemos a las elecciones.

Desde luego, queda mucho para saber si se repetirán elecciones. Sinceramente dudo que se repitan, pero todo puede ocurrir. Hasta entonces seguro que los partidos miden el impacto electoral de cada una de sus acciones, o al menos deberían.

Veamos qué ocurre finalmente 


¿Y si se repitiesen las elecciones?

Después de las elecciones del pasado 20 de Diciembre, y a punto de cumplirse un mes desde la fecha, todavía no sabemos qué gobierno será el elegido para esta legislatura.

Tras las elecciones, y con los resultados en mano, empieza el cortijo de los dos grandes partidos que, salvo mayúscula sorpresa, son quienes optan a formar gobierno. Unos optan por ofrecer cuatro grupos, por prestar senadores para crear grupo propio, y desde lejos se escuchan los cantos de sirena sobre una coalición de izquierdas. Otros, por el contrario, parecen haber adoptado la estrategia de hacerse los duros y esperar a que sea el otro quien se acerque. 

En cualquier caso siempre cabe la posibilidad de que el cortijo fracase y la noche acabe pronto. Sin pareja de baile sólo queda volver a casa e intentarlo otra noche. En tal caso las elecciones se repetirían. Ahí la gran pregunta ¿Qué ocurriría entonces?

Para eso, la mejor respuesta la dan las encuestas. Hoy han salido las dos primeras pero, en mi opinión, poco precisas, y las malas lenguas dirían que alguna más interesada en influir en lo que pase en el Congreso que en mostrar una realidad. En una de ellas, para mí la más creíble, se hablaba de que PP y Podemos subirían entorno a un punto y PSOE y Ciudadanos bajarían. En otra se decía que PSOE sería el único en descender y Ciudadanos subiría casi tres puntos. Que cada uno juzgue.

En mi opinión, para saber qué ocurriría en unas nuevas elecciones, debemos fijarnos en dos cosas:
Qué ocurrió el 20D
Qué ha ocurrido desde entonces

... y relacionado con ello añadiría: 
Estrategia de voto

Respecto a lo que ocurrió el 20D, podéis ver aquí mi análisis . Resumiendo, PP  no arriesgó, podía haber tenido más votos, pero podía haberlos perdido. PSOE se desplomó, pero el golpe no fue tan duro como algunos pensábamos. Podemos pegó un subidón en las últimas semanas y dio la sorpresa y Ciudadanos no entró con tanta fuerza como se pensaba.

Esto tuvo una lectura para el propio resultado de las elecciones, pero influye determinantemente en unas hipotéticas nuevas elecciones:

Si PP mantiene la estrategia, cosa que ocurriría sí o sí, su resultado dependería de la actuación de los demás.

Los resultados dle PSOE no fueron tan malos como pudieron  haber sido. Lo que significó algo bueno el 20D, ahora significa que, de repetirse las elecciones, probablemente no tendrían tanta suerte. Tienen mucho que perder y poco que ganar.

Podemos: Obtuvo unos resultado mucho mejores de lo que se esperaba dos semanas antes de las elecciones.  Esto tiene dos lecturas. La primera es la de la tendencia, en alza. Según esto cabría esperar que en las próximas elecciones el resultado mejorase. Pero tiene otra, y es que, si en las anteriores elecciones obtuvieron un muy buen resultado, en estas mejorarlo les costaría mucho esfuerzo, pues ya han logrado el voto de la mayoría de los votantes con ideales más próximos, y llegar a otros les costaría cada vez más al tener que ensanchar el espectro.

Ciudadanos: Su resultado, desde luego muy inesperado, más aún por la mayor parte de la población , que no estuvo pendiente en los últimos días de las encuestas encubiertas, le deja un una situación extraña. Aplicando la misma lógica que con Podemos, daría el resultado inverso. Si su resultado electoral fue peor del esperado, lo lógico es que tiene un gran número de personas que pensaron no votarle en los últimos días, pero que si lo pensaron durante tiempo, no sería difícil hacer que volvieran a él. Pero Ciudadanos tiene un hándicap muy importante, que es el de la Estrategia de voto, que juega en su contra.

Que se desplomase en las elecciones pasadas hace le hace presentarse a ojos de muchos como un partido que no tiene opciones al gobierno, y esto hace que, aunque sus ideales sean más parecidos a los de Ciudadanos que ningún otro, o sea Ciudadanos el partido que más les agrade, si se repitiesen elecciones, votasen a otro partido en vez de a ellos. Este factor a corto plazo es el más importante, a largo podría minimizarse con el factor encuestas. Si por otros motivos consiguiesen recuperar ciertos votos, y las encuestas lo reflejasen, sería muy probable que esos votos no se fuesen. También el propio tiempo hace que se tenga menos en cuenta lo que ha ocurrido hace 5 meses que lo que ha ocurrido hace unas semanas.

Hago una pausa para recordar que de repetirse las elecciones, muy probablemente serían en mayo, 6 meses después de las anteriores, lo cual es determinante.

Siguiendo con la estrategia de voto, el repetirse unas elecciones haría que el voto se polarizase entre los dos partidos que más opciones tuviesen de gobernar. Cs no sería uno de ellos, como he dicho, por lo que sus votos serían para el PP en su mayoría. Respecto a Podemos/PSOE, es más dificil aplicar esa lógica. El PSOE fue el partido más votado, sin embargo ahora todo indica a que sería Podemos el partido que estuvise más arriba. El partido que lograse situarse antes de las elecciones como el primer partido de la izquierda, ganaría muchísimos votos. Sin embargo es probable que mucho votante del PSOE sea muy reticiente de votar a Podemos.

Veamos ahora qué han hecho los partidos desde el 20D. Aquí entra una parte en la que mis opiniones no son estrictamente analíticas sino que cuenta más mi impresión. Aún así, el haber hablado con votantes de todos los partidos me puede ayudar a hacerme una idea más amplia.

Respecto a su actuación, podemos decir que el PP ha mantenido la misma estrategia que durante las elecciones, que los otros muevan ficha. A Ciudadanos desde las pasadas elecciones pocos errores y polémicas se le pueden sacar, y en política, una vez te conocen todos, es más imponte no cometer errores que lograr aciertos. Desde el punto de vista de estrategia electoral, Ciudadanos ha seguido una linea muy acertada desde las elecciones, no como hizo en campaña.

No podemos decir lo mismo con PSOE y Podemos.

El que fue el partido del Puño y la Rosa se ha visto sumido en una guerra interna para cambiar al líder, tan esperada como imposible de cubrir. Ceder cuatro diputados a los independentistas tampoco ha sido muy bien visto por su electorado más moderado.

Respecto a Podemos, algunas actuaciones se considerarán adecuadas por su electorado, otras no, pero lo innegable es que ha estado envuelto en polémica desde el primer día. Desde el referéndum en Cataluña, la exigencia de los cuatro grupos y su negativa a participar en los tratos por los puestos en la mesa, y sus actuaciones en la primera sesión, ha dado mucho de lo que hablar. Me atrevería a decir que, aunque haya podido contentar a su electorado más de izquierdas, este ya lo tenía asegurado, y los más moderados puede que se echen para atrás, tanto los que obtuvo el 20 D como los que estaban dudando entre ellos y el PSOE.

Y lo importante, si juntásemos todos esos factores, 
¿Qué pasaría en unas nuevas elecciones?

No tengo una bola mágica que me permita ver el futuro, más quisiera. 

Si se repitiesen unas elecciones, serían dentro de 4 meses ¡Lo que puede pasar hasta entonces! Dicho esto, esta es mi opinión de lo que ocurriría.

PP dependería de lo que sucediese con Ciudadanos, del voto útil. Y los de la gaviota están rezando porque todos vean el voto a Ciudadanos como lo más inútil que existe. Sin embargo no creo que eso ocurra, al menos de forma muy pronunciada, por lo que el PP se mantendría, quizá con margen para subir algún escaño, muy difícil que los perdiese.

Los de Podemos querrían repetir las elecciones hoy mismo si fuese posible. De ser así ganarían muchos votos, sobrepasarían al PSOE y serían la primera fuerza de la oposición. Sin embargo aún quedaría mucho tiempo para las elecciones y el tiempo juega en su contra. Si las elecciones fuesen en mayo, creo que perderían muchos de los votos que han ganado desde el 20D. Su resultado dependería de cuántos ganen y cuántos lograsen retener/perdiesen. Dependen de lo que hagan PSOE y Ciudadanos. Teniendo en cuenta el desplome del PSOE, que preveo que continúe, será fácil que por ese lado consiguiesen bastantes votos. De Cs no obtendrían votos, pero sí podrían perderlos. Si en nuevas elecciones los del partido naranja consiguieran mejorar su imagen de política social, le conseguirían sacar varios votos.

En el PSOE tienen nada que ganar, y muchísimo que perder. El PSOE debería evitar a toda costa que se repitiesen elecciones. Deberían intentar gobernar como sea, hacer que la legislatura durase el mayor tiempo posible, y esperar a que todo cambiase. Su actuación desde las elecciones le habrá hecho perder muchos votos, unido a su crisis interna que no está nada cerca de solucionarse. Dudo que de repetirse elecciones llegasen a los 80 escaños siendo generoso. Seguro que, al menos en votos, serían sobrepasados por Podemos.

El tiempo es la clave para el resultado de Ciudadanos. Que fuesen cuanto más tarde, mejor. Aprender de los errores y evitar cometerlos. Buscar como sea la forma de hacerse ver como una opción, no para decidir el gobierno, sino para poder ser el gobierno (aunque no fuesen la primera fuerza, cosa que no es creíble), Ciudadanos tiene mucho que perder, pero también bastante que ganar. Las elecciones pasadas han quitado la ilusión de la que tanto presumían a sus votantes, pero tienen mucho margen para mejorar, desde luego. Sus actuaciones desde el 20D han sido muy buenas. Los resultados de Cs dependen, como lo hicieron el 20D, de la participación, lo cual juega en su contra dado que de repetirse elecciones diría que la participación sería menor. De repetirse las elecciones, seguro que no podría optar a ser segunda fuerza como se llegó a creer para las de Diciembre, pero creo que podría lograr muchísimos de los votos que va a perder el PSOE, quizá recuperar alguno de los de Podemos. Hoy perderían escaños, seguro. Pero de repetirse elecciones en mayo, bien podrían optar por lograr 50-55 escaños. 

Aunque no haya hablado de ellos, IU, Unidad Popular, perdería votos en unas futuras elecciones al haber obtenido sólo 2 diputados en las últimas elecciones. Y sin embargo puede ser decisivo si decidiesen enmendar "su" error y presentarse junto con Podemos a las elecciones.

Desde luego, queda mucho para saber si se repetirán elecciones. Yo apostaría por el no (¿Toda esta entrada para nada =(? Pero veamos lo que ocurre,

Hasta entonces, no podemos quitar el ojo a los partidos, ya que todos ellos tendrán en cuenta cómo influiría cada posible acto en unas hipotéticas nuevas elecciones. 

Veamos qué ocurre finalmente 


13 de enero de 2016

El Congreso de los Medios

Hoy ha comenzado la XI legislatura de la Democracia.

Sin duda ha sido un momento histórico al entrar con mucha fuerza dos nuevos partidos políticos que decidirán gran parte de lo que ocurra en el Congreso durante esta legislatura. Y sin embargo, más que de la propia presencia de estos partidos, de las propuestas que han presentado, de las políticas de pactos y de cómo afectará todo esto al parlamentarismo, se han hablado de hechos que nada deberían tener que ver con la actividad parlamentaria.

Bandas musicales acompañando a los diputados, bebés en el Congreso, discursos fuera de lugar y del momento apropiado, votos al presidente del Congreso que se toman en broma... 

Y todo esto tiene una explicación: las cámaras. 

Todo lo que ocurre en el Congreso está grabado por cientos de televisiones que lo emiten todo, y más en un día tan especial como la primera sesión. Todos han resaltado ya las cosas buenas que tiene esto: acercamiento a los ciudadanos y por ende, mayor democracia y transparencia, facilidad para enterarse y aprender de la política... con todo ello estoy de acuerdo y he de decir que me alegro que sea así, todos debemos saber cuanto ocurre en el Congreso.

Pero el papel que a todos menos nos gusta, y es resaltar la parte mala.

Todas esas cámaras, y más aún con la entrada de partidos que se desenvuelven muy bien con los medios, han convertido el Congreso, un lugar donde se debería hacer única y exclusivamente política, en un lugar más donde desarrollar la campaña electoral, un acontecimiento sobre el que todos estamos pendientes, el plató perfecto. Y en vez de hacer política con propuestas, se hace política con excentricidades. 

Pactos por la mesa del congreso, la entrada del PNV, la negativa de Podemos a pactar, si finalmente se forman 4 grupos de Podemos, si IU forma grupo propio con Compromís (¿alguien se había enterado de la propuesta, por cierto?) De eso es de lo que se debería hablar, y no de todo lo demás.

Porque yo no juzgo ahora si está bien o mal que se lleve un bebé al Congreso, critico la intención con la que se lleva: reivindicativa y la de causar polémica con un fin. Y esto no es malo de por sí, la polémica es en cierto modo necesaria para reivindicar algo, y si eso que reivindicas es justo, pues adelante. Critico el momento, el lugar. Un Congreso es el lugar donde se hace política, y no debería de ser un lugar donde se haga campaña.

Pero esto me lleva a una situación todavía más grave: Toda esa campaña anula el verdadero debate parlamentario, porque todas las intervenciones de los diputados están orientadas, no a la realización de la propia política, como debería ser, sino a crear titulares. Todos están pensando decir la frase adecuada que se saque en los titulares de los periódicos, el recorte televisivo que salga en los telediarios, y eso no estaría mal sino fuese porque mientras buscan eso, se olvidan de hacer política. Continúan haciendo campaña, campaña durante cada día de la legislatura, cuando esta sólo debería durar los meses previos a las elecciones.

Y la culpa no es de los medios de comunicación, que hacen su trabajo, sino de los políticos, que hacen de un instrumento tan bueno para la Democracia como los medios, una forma de rebajar la política.

Debemos entender que la campaña, el márketing, es parte de la vida política, y es completamente legítimo, pero este debe dejarse a las puertas del congreso. Dentro, también se ganan votos, pero de la mejor forma que se puede hacer: con propuestas, con una oposición firme, con un verdadero compromiso democrático, y estando a la altura del escaño que ocupan.

Mientras esto no ocurra, flaco favor le estaremos haciendo a la política.

El politiqueo, para los pasillos, en el hemiciclo, la política de verdad.

10 de enero de 2016

El lenguaje olvidado

Hay dos clases de políticos: Los que tienen un ideal y lo defienden, y pretenden transmitirlo, y los que miran el CIS para ver cuál es el ideal que más votos les puede dar.

O mejo dicho, un día los hubo, pero de eso ya hace mucho.

Algo que siempre me ha llamado muchísimo la atención es la forma el la que los políticos usan el lenguaje. No me refiero a lo que dicen, sino a las palabras que usan para decir aquello que pretenden decir.

Puedes hablar sobre un mismo tema, transmitir un mismo pensamiento, desde una misma posición, pero elaborar un discurso muy diferente, con un efecto muy distinto, según las palabras que escojas. 

Ahora todos los políticos piensan en lo que tienen que decir, en qué cosas no pueden decir (aunque las piensen) porque no serían bien acogidas, pero muy pocos, por no decir ninguno, se preocupa por qué palabras usa. 

Y es que hay palabras que no causan efecto instantáneo. Palabras que, porque las use una persona, no cambian nada, nadie se molesta, a nadie le llama la atención, daría igual si hubiesen escogido cualquier otra. Pero no daría igual si cientos, miles de personas, utilizasen siempre una palabra, y no otra.

Porque no es lo mismo decir "Derecho a decidir" que decir "Pretender echar a alguien de su propio país", como tampoco es lo mismo decir "Proceso soberanista" que "Separatismo". No es lo mismo que alguien decida si pretende independizarse de un Estado y se le permita votar por ello, que alguien deje de vivir en el país en el que ha nacido y le separen de su familia tan solo porque otras personas lo han decidido contra su voluntad.

Efectivamente, si un político dice en un determinado momento "Proceso soberanista" o "Separatismo" no tiene mayor repercusión, pues todos entienden a qué se refiere. Lo que ocurre es que nos fijamos en lo inmediato, en el efecto que causan las palabras a corto plazo, y no en la gran influencia que tienen las palabras.

Porque nadie gana ni pierde votos, al menos en el corto plazo, por la palabra que use. Pero no por ello es menos importante que use un lenguaje deseado. Y es ahí donde se diferencia el político del estadista, el que busca un resultado del que defiende un ideal. Porque hay palabras que no alteran un resultado, pero sí defienden un ideal, consiguen que, tras repetirlas una y otra vez, transmitan un mensaje.

Hoy he llegado a escuchar "Estoy en contra del derecho a decidir". En ese mismo instante me he sentido independentista y me han dado ganas de ir a votar. Qué distinto hubiese sido si esa persona hubiese dicho "Estoy en contra de que separen a una familia por el lugar donde vivan"

¿Qué ocurriría si todos empezásemos a llamarlo "separatismo"? ¿Qué ocurriría si hicieramos ver que el derecho a decidir, consiste en separar familias?

Quizá alguien piense que estoy hablando de manipulación. No, no se trata se eso. O sí. Quiero decir, las palabras tienen un poder mucho mayor del que a veces pensamos para influir en el pensamiento de las personas. Cuando las usamos, para bien o para mal siempre estamos influyendo, "manipulando". Lo que quiero hacer ver es que muchas personas, sobretodo las que comparten cierta ideología, no ven la importancia de las palabras. Han dejado de luchar la batalla dialéctica como si no importara (como si no fuese la más importante) y han aceptado las palabras que le lanzaba su adversario.

Después de leer esto, político le seguirán dando igual las palabras, el estadista verá que lo son todo.