4 de febrero de 2016

Lectura Datos CIS

Hoy mismo han salido los datos del CIS, los primeros después de las elecciones. Más allá de que finalmente se repitan elecciones, estos datos condicionarán mucho la actuación de los diferentes partidos, según quieran evitarlas o ir a unas nuevas en las que creen que pueden salir fortalecidos.

Decir que el CIS se hizo hace justo un mes, la primera semana de Enero, justo después de las elecciones, y han pasado muchas cosas desde entonces que seguro que han hecho variar el voto desde entonces. El CIS es la encuesta más precisa en este país pero tiene ese defecto, muestra los datos de forma muy desfasada.

A quien le interese, esta fue la previsión que hice si se repitieran unas nuevas elecciones, y me alegra poder decir que, si el CIS está en lo cierto, no iba nada desencaminado. Podéis verla aquí.

Estimación de voto según el CIS:

PP: 28.8% (+0.08)
Podemos (con todas sus confluencias): 21.9% (+1.24)
PSOE: 20.5% (-1.5)
Ciudadanos: 13.3% (-0.6)

Como vemos, el cambio más destacable, tanto así como esperado, es el sorpasso de Podemos al PSOE. Por lo demás, el PP se mantiene y Ciudadanos baja 0.6% que para mí es algo que el partido naranja debería de celebrar pues muchos esperaban que fuese mucho mayor la caída y, como diré ahora, ese resultado puede significar que podrían incluso aumentar su presencia en el Congreso si se dieran nuevas elecciones.

Como digo, estos resultados son inmediatamente posteriores a las elecciones, con el impacto de las elecciones muy presente, antes de que se empezase a constituir el Congreso, antes de que, entre otras cosas:

Hubiese el enfrentamiento por los cuatro grupos de Podemos; 
La cesión de senadores por parte del PSOE a los independentistas catalanes;
La renuncia de Rajoy a la petición de formar gobierno a petición del rey;
Las luchas internas en el PSOE (de forma visible);
Antes de que Pedro Sánchez las capeara poniéndose en primera posición en la carrera por la presidencia;
Antes de esa oferta de Gobierno de Podemos con todo el gabinete ya confeccionado;
Antes de todo el estallido de un caso más, pero todavía más sonado, de corrupción en el PP.

En resumen, creo que estos datos del CIS, si bien ciertos, han cambiado mucho desde entonces,y aunque para saber de qué forma necesitaríamos una nueva encuesta, estoy convencido de que:

El PP se mantendría: En principio recibiría bastantes votantes de Ciudadanos que temen un gobierno del PSOE con Podemos, pero la renuncia de Rajoy a formar gobierno ha hecho que esa, su mayor baza, perdiera muchísima fuerza al no verse como un candidato a gobernar. Además, aunque parece que la intención de voto hacia el PP está inmunizada ante la corrupción, creo que un caso tan grande sí podría afectarle.

Podemos, como dije en otra entrada, tiene el tiempo en contra. El boom de las elecciones le hizo ganar mucha fuerza, pero poco a poco este boom se va desinflado, acompañado de sus actuaciones, que si bien no creo que le haga perder muchos votantes, impide que los que votaron al PSOE piensen en votar a Podemos. Si las elecciones fuesen en julio, lo más probable (nunca antes de junio), Podemos tiene riesgo de poder perder los votos que haya podido ganar desde el 20D, pero no creo que perdiese muchos de los que entonces consiguió.

El PSOE lo tenía todo en contra. Su única baza, así como la de Pedro Sánchez para no encontrar a tan temprana edad su muerte política, era la de acceder a la presidencia del gobierno. Si no, se desplomarían. Pero parece que han jugado muy bien sus cartas (mejor de lo que esperaba) y han conseguido colocarse en la primera posición para la presidencia de Gobierno (ojo, todavía nadie ha llegado a la meta). Esto les ha evitado una desbandada de votantes hacia Podemos, pero diría que esta situación de calma es algo irreal. Si por un casual el PSOE no lograse la presidencia del Gobierno en este mes que ha pedido Sánchez para formar gobierno, es decir, si fuésemos a nuevas elecciones, el PSOE de desplomaría unido a una lucha interna por el liderazgo del partido. Creo que los barones serán suficientemente listos para no pelearse antes de lograr gobierno, pues si en el comité federal no saliera elegido Sánchez a la presidencia, que se olviden de formar gobierno y que se despidan de 20 escaños.

Creo que las actuaciones de Ciudadanos, tras su nefasta campaña, han sido muy buenas, lo que debería jugar a su favor. Mientras los tres primeros partidos han dado un espectáculo lamentable, Ciudadanos se ha mantenido al margen, pero intentando demostrar siempre, a veces a la desesperada, que estaba ahí. Lo único en su contra es la falta de protagonismo, pero quizá esta comedia era mejor no representarla. Creo que Ciudadanos ha resistido a la tormenta perdiendo sólo un 0.6% de sus votantes. A partir de ahora, sólo le queda subir.


Vuelvo a insistir en la posiblidad de que en nuevas elecciones IU y Podemos formasen una gran coalicción de izquierdas, lo cual les haría asegurarse la segunda posición, quizá con más votantes incluso que los actuales del PSOE, pero con muchos más escaños, dado que se solventaría el hándicap de la ley electoral que tantos escaños ha arrancado a IU. Ciudadanos saldría perdiendo con esta unión, no porque perdiera votantes, sino porque le quitaría la 3ª posición en muchas circunscripciones, lo que le haría que, con los mismos votos, perdiera muchos escaños en circunscripciones pequeñas.